Tengo los pezones agrietados ¿Qué debo hacer?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Durante el embarazo y la lactancia, es común que muchas mujeres experimenten grietas en los pezones. Aunque puede ser un problema doloroso y frustrante, es importante saber que existen formas de prevenir y tratar las grietas para que puedas disfrutar de la lactancia materna sin dolor ni incomodidad.

En este artículo hablaremos de qué son las grietas que se forman en los pezones, por qué aparecen y cuales son sus cuidados

¿Qué son las grietas en los pezones?

Son pequeñas fisuras que se forman en la piel del pezón y a menudo se acompañan de dolor, sensibilidad e inflamación. Estas grietas pueden ser causadas por una variedad de factores, incluyendo:

  •  Una mala técnica de lactancia,
  • Mala posición del bebé durante la lactancia
  • Pezones secos que se van agrietando

¿Puedo prevenirlas?

Si bien no siempre es posible prevenir las grietas en los pezones, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de desarrollarlas durante el embarazo. A continuación, se detallan algunas recomendaciones que pueden ayudarte:

  1. Mantén tus pezones hidratados: Usa crema de lanolina.  o aceite de coco para mantener la piel del pezón hidratada y flexible. Esto puede ayudar a prevenir la sequedad y las grietas.

  2. Utiliza ropa interior cómoda: Usa sostenes que brinden buen soporte y no sean demasiado ajustados o incómodos. Si tus pezones son sensibles, puedes optar por sostenes de algodón suave.

  3. Evita los jabones y lociones perfumadas: Los productos perfumados pueden irritar la piel sensible de tus pezones, por lo que es mejor evitarlos.

  4. Practica técnicas de lactancia adecuadas: Habla con un especialista en lactancia para que te enseñe la técnica correcta de lactancia. Una técnica adecuada puede ayudar a prevenir lesiones en los pezones.

¿Puedo tratarlas durante la lactancia?

Si ya tienes grietas en los pezones durante la lactancia, no te preocupes, hay algunas cosas que puedes hacer para tratarlas:

  1. Utiliza compresas frías: Puedes aplicar compresas frías sobre los pezones para reducir la inflamación y el dolor.
  2. Cambia de posición: Si la posición de tu bebé durante la lactancia es la causa de las grietas, intenta cambiar la posición de la lactancia para reducir la presión sobre los pezones.

  3. Busca ayuda profesional: Si tus grietas no mejoran con estos tratamientos caseros, habla con un especialista en lactancia o con tu médico para obtener más ayuda.

  4. Crema de Lanolina: Tu gran aliada que te ayudará a sanar las grietas rápidamente y mantener tus pezones hidratados.

Nuestro kit esencial para la lactancia te ayudará a aliviar el dolor y curar esos pezones en corto tiempo

¿Cuando consultar?

Las grietas en los pezones pueden ser un problema común durante el embarazo y la lactancia, pero hay formas de prevenirlas y tratarlas. Si estás experimentando más dolor del normal o incomodidad durante la lactancia, no dudes en buscar ayuda profesional cuanto antes! para obtener más información sobre cómo cuidar tus pezones y hacer que la lactancia sea una experiencia más cómoda y agradable.

En Acunar tenemos todo para apoyarte con asesorías personalizadas, ebook sobre lactancia, un curso completo y mucho más!

Carrito de compra
Scroll al inicio
Charlar
Tienes preguntas? escríbenos!
Soporte | Acunar Perinatal
Hola, somos el equipo de Acunar Perinatal, ¿Cómo podemos ayudarte?